lunes, 17 de febrero de 2014

Vicios

El amor es como fumar. Empiezas con las primeras caladas, los primeros besos. Te vas acostumbrando a sus palabras y a ese cigarro después de comer. Pero piensas que lo tienes todo controlado, que puedes pasar días sin ese humo y sin sus caricias. Pero hay algo que no encaja, que falla, si tanto lo controlas, ¿porque siempre está el paquete de tabaco en el bolso y él entus pensamientos?
Y un día te encuentras en medio de un bar fumando un cigarro y al lado de la persona que amas.
Sí, los dos son vicios, uno te quita la vida poco a poco y el otro te la da día a día con cada beso.

Desde la ventana de mi cuarto, con un poco de frío, no solo por el clima, si no por que ya no siento el calor de esos besos.
Ana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario