sábado, 28 de junio de 2014

Confesiones de principios de verano

Desde octubre hasta mayo el único pensamiento que aborda la mente de la mayoría de las personas de mi edad es "quiero que llegue el VERANO. "
Y bueno, sí, a llegado ya.. pero.. ¿para què?
Días más largos, menos cosas que hacer, más tiempo para comerse la cabeza y.. pensar en esa persona.
Aquí estoy, escribiendo el blog que empecé a escribir, y que me propuse escribir mucho, pero.. como casi todo lo que hago, solo se quedó en un propósito. Son las 8:45, todavía esta noche no he dormido, he estado leyendo libros, la única cosa que me mantiene la cabeza pendiente de otras cosas.
Desde hace un par de semanas que acabé el instituto lo único de provecho que he hecho es:
-NADA
Este va a ser un verano muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy largo.. como casi todos.
Desde mi cama,
Ana.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Dos días

Dos días son los que llevo encerrada en mi habitación sin dejar de llorar, sin querer hablar con nadie, dos días en los que lo único en lo que pensaba era en llorar más. No puedo seguir así, o eso dice mi madre, pero si que puedo, cada día me parece peor que el anterior, del instituto a mi casa y así otra vez, sin hablar con nadie ni explicar nada a nadie. 

Desde mi habitación.
Ana llorona.

martes, 25 de febrero de 2014

Esos días

Esos días en los que te despiertas y sabes que no va a ir bien, que desde ese primer momento que bajas los pies de la cama piensas que te has levantado con el pie izquierdo, aun que realmente no te has dado cuenta cual a sido el primer pie que has puesto en el suelo.
Bien, pues hoy, es uno de esos días.
Hoy por la mañana, voy a la cocina, me bebo mi habitual vaso de leche con colacao, y me vuelvo a dormir. No tenía ganas de ir al instituto para verle la cara, y esa sonrisa tan perfecta que tiene, mientras yo tengo la sonrisa al revés. 
Cuando me volví a la cama soñé con ese día en que estábamos en tu casa y me prometías que aquello iba a ser para siempre, entrara quien entrara en nuestras vidas, no íbamos a dejar que se interpusiera en nuestra historia, por que "somos algo más que tu y yo, somos nosotros". 
Odio que tuvieras que escribir en la corteza del arbol de enfrente de mi casa nuestros nombres dentro de un corazón, ya que ahora tengo que verlo cada vez que quiero ir a algún sitio y es inevitable que lo mire, acordandome de aquel día hablando por whatsapp..

- Te hecho de menos fea
- Echo de echar, no hecho de hacer
- Lo que sea, a que me has entendido?
- Claro que sí, tonto, te quiero ver
- Pues asómate a la ventana

Fui corriendo, no me lo podía creer, ¿enserio había venido a verme? Me asomé, y lo vi al lado del árbol y me gritó, muy fuerte "baja corriendo que te tengo una sorpresa". Me quité el pijama, intenté estar lo mas presentable posible y fui corriendo a darle un abrazo. Y vi aquel corazón con nuestros nombres dentro. Y me dijo al oido "para que nunca te olvides de mí fea, esto es para siempre".

Me gustaría saber donde ha quedado esa promesa y todas las demás, por que ahora tengo toda la cama llena de promesas rotas, sedientas de verdades y hartas de mentiras.



Acordándome de tí.
Ana.

lunes, 24 de febrero de 2014

Como siempre, como nunca

¿A veces no te planteas tirar la toalla y olvidarte de todo?
Centrarte en lo importante y empezar de nuevo, punto y aparte, otra pagina en blanco.
O centrarte en el presente, mirar al futuro que puede que llegue y arriesgar.
Todo esto depende de la capacidad de las personas, de tí, de mí, no todo es un quien no arriesga no gana, más bien es una posible caída o un posible deseo cumplido. En realidad todos somos un poco cobardes a la hora de dar un cambio, creo nos da miedo eso de verlo todo desde otro punto, de que algo cambie. Y aunque a veces decidamos no decidir solo nos queda esperar lo inesperadoque siempre es lo mas difícil de esperar.
Algunas veces me han dicho que la vida es un juego de posibilidades, piensa, que si alguna vez hubieras elegido la otra opción, ¿que hubiera pasado? Sí, me refiero a la opción que nunca cogemos, la difícil. Nos gusta demasiado coger el camino fácil, por donde va todo el mundo. Por ejemplo elegir entre sí y no tal vez sea la decisión más difícil de tomar. 
A veces en que la diferencia entre decir sí o decir no puede ser determinante, puede cambiar tu vida para siempre. El “no” es lo que nos rige; decimos que no a todo, todo el tiempo. Pero a veces, decimos algunos sí; a veces decimos “sí” sin medir las consecuencias, y ese sí cambia todo. El sí nos compromete, y nos desnuda; el sí expone nuestros deseos, el sí señala que algo nos falta. 
Piensa que hubiera pasado si una de las tantas veces que has dicho que no, hubieras dicho que sí.. no ves tu vida un poco diferente?

Reflexionando, en vez de estudiar.
Ana.

"Estos ataques de celos.."

Recuerdo que siempre me decías esa frase, "estos ataques de celos que me entran si yo no te vuelvo a ver", me la decías cuando pasabas mucho tiempo sin verme, sabiendo que yo estaba con otra gente, y me hacías pensar que me echabas de menos, que aun que no lo pareciera ocupaba una pequeña parte de tus pensamientos, y hoy, me la vuelves a recordar, publicándola en twitter. Si, a lo mejor es una tonteria, pero también recuerdo que tú nunca me decías nada, que yo tenía que ver las indirectas que publicabas alli y preguntarte ¿qué te pasa?, y luego me decías todo lo que te pasaba por la cabeza, bueno o malo, para bien o para mal.. Y no he podido evitar volver a echarte de menos, es más o menos rutinario, casi todos los días, unos más que otros, se me hace dura tu ausencia.
También me he acordado de tus "ok", los que me sacan de quicio y tanto odio, es inevitable, me lo decías, me chinchabas, me enfadaba más o menos y luego me decías "te quiero fea", y yo pensaba que como me iba a enfadar contigo, despues de todo y de nada. Y ahora me arrepiento de no haberlo echo nunca de verdad, no por eso, si no por todas y cada unas de las jugarretas que me hacías. 
Y aún así te sigo echando de menos..

Desde algunos recuerdos.
Ana.

lunes, 17 de febrero de 2014

Frases mal juradas que marcan tu destino.

Conocerte a sido lo mejor que me ha pasado desde hace mucho tiempo, no he sentido nada igual por nadie nunca, e encontrado a alguien que me ha sabido entender desde el principio y lo que más me llamó la atención de ti fue tu forma de mirarme, no es como la de los demás, esa mirada es especial, me hacías sonreír cada vez que me mirabas.
Yo no buscaba nada pero tu apareciste y me lo diste todo, tener alguien que puede darme todo el cariño que tú me das, los abrazos que tú me das, los besos que tú me das, las ganas de estar contigo que tú me das.
Considero que sin ti mi vida hubiera sido muchísimo peor y creo que si tuviese que volver a nacer y pasar todo lo malo que he vivido para volver a estar contigo lo haría.
A pesar de que no todo ha sido perfecto siempre nos hemos dado todos los días un amor del bueno, del de verdad verdadero, y todo los problemas que hemos tenido los hemos solucionado a base de abrazos.
Por eso quiero darte las gracias, por aparecer en mi vida, porque cada día a tu lado es mejor que el anterior.
No hay nadie nadie en el mundo que se parezca lo más minimo a ti, voy a caminar a tu lado hasta que tu me dejes hacerlo, espero levantarme cada día pensando en ti, llamarte amor toda mi vida y prométeme que voy a seguir escuchando esos "te quiero fea" al oído.
Desde que llegate cambiaste mi vida, mis pensamientos, mi forma de verlo todo y ahora quiero que se cumpla lo prometido, no soltarnos nunca.

Desde hace dos veranos.
Ana ilusa.

Vicios

El amor es como fumar. Empiezas con las primeras caladas, los primeros besos. Te vas acostumbrando a sus palabras y a ese cigarro después de comer. Pero piensas que lo tienes todo controlado, que puedes pasar días sin ese humo y sin sus caricias. Pero hay algo que no encaja, que falla, si tanto lo controlas, ¿porque siempre está el paquete de tabaco en el bolso y él entus pensamientos?
Y un día te encuentras en medio de un bar fumando un cigarro y al lado de la persona que amas.
Sí, los dos son vicios, uno te quita la vida poco a poco y el otro te la da día a día con cada beso.

Desde la ventana de mi cuarto, con un poco de frío, no solo por el clima, si no por que ya no siento el calor de esos besos.
Ana.

El tiempo lo cura todo.

Otra mentira más para la colección.. el tiempo no cura nada, o cura lo que ya no importa. El tiempo es precisamente lo que nos hiere. noches en vela, apatía, distracciones constantes, pensar en lo que se dijo, en lo que se va a decir,o quizás en lo que se debería haber dicho..
Echo de menos cada uno de tus "te quiero fea" al oído,  bajito, para que nadie se entere de lo que me decías, no me resultaba raro, estaba acostumbrada a que no quisieras que nadie nos viera, o que nadie supiera nada de nosotros,..
El problema es que ahora no me acostumbro a estar sin ti, sin tus tonterías,  por mucho tiempo que pase, por muchas personas que pasen en mi vida, ninguna se parece a los más minimo a ti.
No puedo mentirme, más de una vez te he hablado fingiendo que me equivocaba, que no quería ni hablarte ni verte, ni que existieras, pero he de reconocer que cada día que pasa extraño tus extrañas manías,  esas que solo tenías tú,  y que tanto te caracterizaban.
Es imposible mentalizarme de que ahora estás con otra, que no me echas de menos ni te acuerdas de mí, aun que me digas que esa otra persona con la que eres feliz ahora se parece a mi.. eres tan confuso.
Y ya a pasado un año desde la última vez que quedamos, y la recuerdo como si fuera ayer, que yo me enfadaba por que habías ido de viaje y le traias regalos a mis amigas, olvidándote de mi, para no variar, aun que ahora no importaria que lo hagas, con la condición de estar a tu lado, rozar tu piel y sentir esa corriente eléctrica que me hacía vibrar de felicidad, por que eras mio.
Pd: te necesito.

Desde mi sofá,  con muchas ganas de volver a verte.
Ana.

Pequeño resumen

Un poco callada, aunque a veces muy extrovertida. Adicta a soñar y cumplir mis sueños. Adoro las pulseras, los pintauñas, los perfumes y los collares. Soy tan orgullosa y cabezota que a veces no me doy cuenta de lo que estoy perdiendo. Tengo un don para vacilar a las personas y hacerlas enfadar. Soy pateticamente sencilla y previsible. No soy rubia, hablo demasiado y me enfado muy deprisa. Soy tan divertida en ocasiones que te dolerá cada centímetro del cuerpo de tanto reírte, puedo prometerte que no te aburrirás conmigo, te volveré loco y querrás salir corriendo de lo pesada que me pongo a veces. Soy directa para que la gente sepa lo que me jode y deje de hacerlo. Me encanta tener razon y si no me dejan hablar me cabreo. Me suelen decir que soy alguien especial, y aunque llevan 16 años diciéndomelo aún sigo preguntándome por qué. No vivo sin mis amigas y mucho menos sin mi madre. 

Sigo en el rinconcito de mi cama.
Ana.

Empezando por el princípio..

A falta de alguien a quién contar y revelar ciertas cosas.. nuevo blog, espero que os guste y disfrutéis con mi día a día..

Desde un rinconcito de mi cama, sin ganas de estudiar.
Ana.